domingo, 4 de noviembre de 2018

COMPETENCIAS PARA LA VIDA

Las competencias para la vida son el conjunto de habilidades y valores aprendidos por las personas para actuar de manera responsable ante determinadas situaciones, desarrollando una capacidad para asumir comportamientos apropiados ante los problemas de la vida cotidiana y son
.

1- Aplicar habilidades sociales

|°Escuchar, con atención a las personas y demostrar interés por lo que dicen.
  • Saludar, amablemente al llegar a un sitio, sin caer en adulaciones.
  • Despedirse, de todos los presentes al retirarse de un lugar.
  • Dar las gracias, por las atenciones recibidas, manifestando agradecimiento.
  • Pedir por favor, al solicitar ayuda de alguien o simplemente pedir la hora.
  • Ofrecer disculpas, si algo que se realizó molesta a alguien o se interrumpe alguna actividad.
  • Esperar el turno, aguardando tranquilamente y con paciencia.

2- Practicar el respeto

  • Aceptar a las personas como sean, sin discriminación.
  • Reconocer las discrepancias, tanto individuales como grupales.
  • Valorar los derechos y deberes, como medio para la convivencia.
  • Tolerar los puntos de vista de otras personas, aunque sean contrarios.
  • Cumplir con las normas morales, dependiendo de su cultura y su región.
  • Defender la libertad, valorar la democracia, y mantener  la paz.
  • Cumplir con las leyes, haciendo valer los reglamentos.

3- Comunicación

  • Expresar las ideas propias con claridad, a fin de que los mensajes lleguen 
  • adecuadamente.
  • Utilizar un adecuado de tono de voz, adaptado al lugar donde se encuentren.
  • Manejar un lenguaje apropiado al nivel social y educativo de los demás, evitando malas palabras.
  • Escuchar activamente el mensaje de los otros y realimentar para asegurar que se ha comprendido el mensaje.
  • Mantener una actitud favorable, para lograr mantener una conversación amena.
  •  4- Actuar con asertividad

    • Mantener una actitud equilibrada ante ciertas situaciones, ni tan pasivo ni tan agresivo.
    • Defender los derechos y deberes de todos con objetividad, sin permitir abusos de poder o intimidación.
    • Expresar su decisión y decir “no” de forma clara y firme ante una propuesta, al igual que aceptar que los demás también digan “no”.
    • No permitir ser coaccionado por grupos, es decir, obligado a realizar una actividad de riesgo.
    • Evitar tomar decisiones bajo presión, ya sea de familiares, amigos o grupos rivales, hasta estar seguro.
    • 5- Empatía

      • Colocarse en el lugar de la otra persona, antes de actuar, para entender sus sentimientos y opiniones.
      • Comprender los motivos que originaron una decisión, aunque no se esté de acuerdo con ella.
      • Demostrar consideración por los sentimientos de otros sin sentir lástima, ni compasión.
      • Tomar en cuenta las necesidades de los demás, antes de tomar decisiones.
      • Actuar con generosidad sin que se cree un compromiso.
      • Respetar las opiniones distintas entre lo que cada quién siente sobre las mismos temas.
      • Escuchar de forma activa ante los intereses de los otros, demostrando sensibilidad y consideración.
      • 6- Cooperación o trabajo en equipo

        • Establecer objetivos con personas con intereses o funciones similares.
        • Organizar grupos de personas que asuman responsabilidades comprometidas.
        • Motivar al equipo de trabajo mediante un ambiente de compañerismo.
        • Establecer una comunicación sincera, clara y abierta sin que esto implique el uso de malas palabras.
        • Hacer sentir importante a cada persona para desarrollar el sentido de pertenencia.
        • Integrar al equipo en la toma de decisiones
        • Ejercer un liderazgo participativo, donde entre todos se dirijan las acciones.

        7- Manejo de emociones

        • Identificar elementos que pudiesen perturbar y evitarlos.
        • Reaccionar de modo pacífico ante comportamientos de otros que estén fuera de control.
        • Entender que las emociones pueden surgir ante cualquier estímulo externo y estar preparado.
        • Mantener la calma ante situaciones que generen miedo, rabia, indignación, etc., evitando gestos, gritos o palabras obscenas que lo demuestren.
        • Ante una persona con malos olores y suciedad, evitar demostrar que se tiene asco.
        • En caso de una discusión que produce ansiedad, tratar de buscar el equilibrio y no dejarse llevar por el otro.
        • 8- Control del estrés

          • Reducir la tensión, ante situaciones desagradables, enfrentándolas con actitud positiva.
          • Evitar sentir preocupación, para ello hay que hacer las cosas a tiempo.
          • Ante situaciones dolorosas emocionales, buscar una actividad que mantenga tu atención.
          • Transformar el estrés en fuerza positiva, mediante la identificación de las fuentes que lo producen.
          • Reconocer que se está estresado, y solicitar apoyo a personas de confianza.
          • Evitar situaciones que generen malestar, incapacidad o frustración.
          • Incrementar los espacios para distraerse sanamente y practicar un deporte.

           9- Prevención y resolución de conflictos

          • Identificar posibles problemas interpersonales que puedan surgir por malos entendidos.
          • Anticiparse a una situación de enfrentamiento y establecer distancia.
          • Afrontar los conflictos que se presenten de forma equilibrada, dialogando.
          • Identificar posibles situaciones que requieren una decisión preventiva.
          • Evaluar posibles riesgos, en caso de pérdida de un bien.
          • Enfrentar los conflictos en forma positiva, se deben proponer soluciones que surjan entre todos.
          • Negociar y mediar directamente con los involucrados en el conflicto, para obtener una solución pacífica, tomando en cuenta sus opiniones, necesidades y sentimientos.
          • 10- Toma de decisiones

            • Evaluar los aspectos positivos y negativos antes de tomar una determinada decisión.
            • Consultar con material bibliográfico y expertos sobre la situación antes de decidir.
            • Evitar presiones de familiares y amigos ante una decisión.
            • Implementar mecanismos para tomar decisiones mediante la consulta a los involucrados.
            • Asumir las consecuencias por las decisiones tomadas, considerando los aspectos éticos, económicos y sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario